Cierre temporal de Playstation Network. ¿Ataque o mantenimiento?

Durante estos días de vacaciones de semana santa, muchos usuarios de la plataforma de juego online Playstation Network (PSN) han visto fustradas sus intenciones de aprovechar el tiempo libre del que disponían para echar unas partidas online. Desde la tarde del pasado miércoles 20 de abril, los usuarios de PSN y Qriocity (servicio de streaming de video y música a dispositivos Sony compatibles) permanecen caídos y sin una fecha concreta para que se vuelvan a estar operativos.

En un principio se pensó que esta caída de servicio estaba relacionada con el mantenimiento periódico que se realiza cada último jueves de cada mes, aunque muchos usuarios protestaron por la mala planificación que hizo coincidir ese día con el inicio de las vacaciones. No obstante, según pasaban las horas y el servicio seguía sin restablecerse, otras hipótesis empezaron a cobrar forma.

La propia Sony se encargó de anunciar el día 22 en su blog oficial que la caída de estos servicios se debían a una intrusión externa por lo que todas las miradas se dirigieron al grupo Anonymous, que ya habían lanzado ataques a Sony, haciendo caer los servidores de PSN en protesta por las denuncias de Sony contra el investigador que consiguió vulnerar la seguridad de Playstation 3 y permitió que se pudiese cargar código sin firmar en la consola. No obstante, Anonymous ha lanzado un comunicado indicando que ellos no han tenido nada que ver con esta caída de la PSN y Qriocity.

Así pues, ¿qué puede haber causado esta caída de la PSN justo en una de las fechas en las que más usuarios la podrían haber usado? Si descartamos al grupo Anonymous, aun nos quedan varias teorías que han ido circulando estos días por varios foros de usuarios. Algunas de ellas apuntan a que Sony estaría realizando labores de mantenimiento para securizar su plataforma y evitar que aquellos usuarios con copias no originales de sus juegos puedan disfrutar de los servicios de PSN. Hasta el momento, Sony podía impedir que los usuarios que no tenían la última versión de su firmware oficial accediesen a poder jugar online pero también había maneras de saltarse esas protecciones.

Desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com observamos cómo se desarrollan los eventos ya que nos resulta especialmente interesante analizar las reacciones de una empresa como Sony ante ataques de esta magnitud (en el caso de que se confirme de que esta sea la causa). Sea cual sea el motivo, hasta que no se restablezca el servicio no podremos saber si realmente fue un ataque o si se han implementado medidas de seguridad adicionales.

Josep Albors

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *