Terremotos de Japón y Chile usados como gancho para propagar malware

Como ya vimos anteriormente en el terremoto de Haití, los creadores de malware no pierden la oportunidad de aprovechar las tragedias ocasionadas por los desastres naturales. Así pues, tras lo terremotos de esta noche en las islas Ryukyu en Japón y en el suroeste de Chile, ya hemos empezado a detectar los primeros enlaces que, prometiendo información y videos al respecto, redirigen al usuario a la descarga de malware y falsos antivirus. Veamos a continuación un ejemplo como aparecen varios resultados al buscar información sobre estos terremotos:

En alguno de estos resultados que aparecen entre los 10 primeros al buscar en Google, se nos redirige a un enlace preparado para ejecutar un falso antivirus, mostrando, en primer lugar un aviso como este:

Tanto si pulsamos sobre el botón Aceptar como si intentamos cerrar la ventana, se abrirá de nuevo nuestro navegador y nos mostrará un supuesto análisis de nuestro sistema.

Como en ocasiones anteriores, este análisis es completamente falso y tan solo está compuesto por una serie de imágenes estáticas y animadas. Nótese también como esta pantalla mostrará por defecto información falsa de nuestro sistema, independientemente de que estemos trabajando en otra versión de Windows o en GNU/Linux o Mac OS/X. Una vez finalizado este falso análisis se nos muestra otra pantalla alertandonos de infecciones en nuestro sistema y una serie de opciones donde elegir.

Da igual donde pulsemos porque todas las opciones nos llevarán a la descarga de un fichero ejecutable que contiene el falso antivirus.

Si instalamos esta aplicación, no pararán de aparecer multitud de ventanas de alerta avisándonos de falsas infecciones e instándonos a comprar la versión comercial de este programa para, supuestamente, eliminarlas.

Una vez mas observamos como los creadores de este tipo de códigos maliciosos se aprovechan de cualquier noticia que despierte la curiosidad de los usuarios y traten de obtener mas información. Aun en sucesos tan trágicos como estos, los ciberdelincuentes no cesan en su empeño de hacer negocio a costa de las tragedias humanas.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Atención: nuestra página utiliza cookies Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestra política de uso.

Aceptar y ocultar este mensaje