Un poco de información sobre las botnets

Debido a varias noticias aparecidas recientemente en la que se hacía referencia a botnets que se han conseguido desactivar, varios conocidos me han preguntado cuál es la finalidad de estas redes de ordenadores infectados. En este post vamos a intentar explicar de forma clara y sencilla qué se esconde detrás de las redes de ordenadores zombies.

Muchos usuarios aún piensan que, si no tienen información importante, nadie se molestará en atacarles. Craso error. Ahora mismo, todos los usuarios de ordenadores tienen, como mínimo, tres cosas que pueden interesar a los ciberdelincuentes que crean y gestionan las botnets:

  • La primera de ellas es el procesador de su máquina, que puede ser usado en beneficio de la botnet para ejecutar procesos no autorizados por el usuario.
  • La segunda es la cantidad de memoria en el disco duro de la máquina, que puede ser usada para almacenar todo tipo de ficheros sin que el usuario lo sepa. Esto incluye diversas variantes de códigos maliciosos, software ilegal o incluso fotos de carácter pedófilo con las consecuencias penales que acarrean si se descubren en el ordenador infectado.
  • Por último, la conexión a Internet de nuestro ordenador puede ser usada de múltiples maneras como enviar spam, códigos maliciosos o ataques de denegación de servicio.

Pero, ¿cómo obtienen beneficios los gestores de una botnet?. Hay múltiples maneras pero vamos a comentar las más frecuentes:

  • Alquiler de la botnet a los spammers. Los spammers son quienes inundan nuestros buzones de correo no deseado. Se estima que, cerca del 90% del correo electrónico actual es considerado como spam. El gestor de una botnet puede alquilarla en su totalidad o parte de ella a un spammer para que esas máquinas se dediquen a enviar millones de correos electrónicos.
  • Ataques de denegación de servicio (DoS). Si se es poseedor de una botnet lo suficientemente grande se puede hacer que las máquinas controladas empiecen a solicitar peticiones de conexión a ciertos servidores. Este ataque se usa cuando se quiere bloquear una web o dejar K.O. un servidor en concreto. Usados a gran escala pueden bloquear varios servidores críticos de empresas o gubernamentales, como ya ha sucedido.
  • Propagación de malware. Las máquinas que están siendo controladas pueden servir como medio de almacenamiento y propagación de códigos maliciosos. Normalmente se usan kits de propagación que aprovechan las vulnerabilidades descubiertas más recientes para propagar malware de manera más eficaz, ya que aun hay muchos usuarios que no actualizan debidamente sus sistemas ni sus aplicaciones.
  • Servidores de cracks, warez, pornografía y pedofilia. Los controladores de una botnet pueden usar el disco duro de los ordenadores que la componen para almacenar todo tipo de material ilegal que pueden vender y distribuir, siendo el usuario con el ordenador infectado el último responsable del almacenamiento de estos ficheros, aun sin saberlo. De esta manera, los ciberdelincuentes pueden seguir realizando sus actividades delictivas minimizando los riesgos de ser capturados.

Estos son solo algunos ejemplos. Existen otras maneras de obtener beneficios si se gestiona una botnet y, muy probablemente, en el futuro aparezcan más. Como usuarios, lo que debemos hacer es evitar que nuestro ordenador caiga en una de estas redes y eso se puede conseguir de las siguientes maneras:

  • Teniendo un antivirus actualizado que, si bien no detectará el 100% de las infecciones, si que ayudará a detener la gran mayoría de ellas.
  • Contando con un cortafuegos para bloquear las comunicaciones entrantes y salientes que generan los centros de control de las botnets y los clientes infectados. Así, aunque resultemos infectados, nuestro ordenador no podrá recibir órdenes desde el centro de control y quedará aislado del resto de ordenadores zombies.
  • Aplicar el sentido común a la hora de abrir ficheros sospechosos adjuntos al correo, instalar falsos codecs que nos permiten ver supuestos vídeos o descargar archivos desde enlaces que no sean de nuestra confianza. Aunque, usando la ingeniería social, se puede engañar al más experto, en la mayoría de las veces, las técnicas usadas para propagar malware suelen ser muy genéricas y fáciles de detectar si nos paramos a pensar un segundo.
  • Mantener nuestro sistema operativo actualizado ya que, muchas veces, los atacantes usan exploits que se aprovechan de vulnerabilidades no corregidas, o de aparición reciente, para las que el usuario aun no ha aplicado la actualización correspondiente.

Esperamos que esta breve descripción sobre la finalidad de las botnets haya servido para tomar conciencia de su verdadera peligrosidad y, sobretodo, ayuden a concienciar a los usuarios de la importancia de estar protegido para evitar caer en esas redes.

Josep Albors

5 Comentarios
  1. Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Atención: nuestra página utiliza cookies Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestra política de uso.

Aceptar y ocultar este mensaje