seguridad vs esfuerzo

Con el ritmo actual de descubrimiento y posterior aprovechamiento de vulnerabilidades en diversos sistemas operativos y aplicaciones, resulta una tarea difícil para muchos usuarios domésticos (y para más de un entorno corporativo) estar al día con la aplicación de parches. Existen aplicaciones y servicios que nos ayudan a facilitar esta tarea pero, ya sea por desconocimiento o por falta de tiempo y ganas, la realidad es que la mayoría de sistemas tienen algún agujero de seguridad que solucionar.

Partiendo de la base de que la completa seguridad no existe, resultaría interesante analizar la relación entre el esfuerzo dedicado y los resultados conseguidos cuando hablamos de asegurar nuestro sistema. En el campo del malware, donde la mayoría de infecciones intentan engañar al usuario usando la ingeniería social, simplemente aplicando el sentido común conseguiríamos detener un buen número de amenazas. Este uso del sentido común junto con la utilización de un antivirus, un cortafuegos y una política de actualizaciones adecuada nos ayudarían a detener la gran mayoría de ataques con un esfuerzo no muy elevado.

A partir de ese punto se pueden aplicar medidas de seguridad más avanzadas pero el esfuerzo invertido no repercute de forma tan visible como en los pasos aplicados en primera instancia. Las amenazas más comunes y numerosas ya estarían siendo bloqueadas por las medidas de seguridad aplicadas al principio y solo nos faltaría dedicar esfuerzo a asegurar nuestro sistema frente a amenazas más complejas, elaboradas y menos frecuentes. Obviamente, cuanto más esfuerzo y tiempo dediquemos a aumentar la seguridad apliquemos, mas difícil será que caigamos víctimas de un ataque, pero a cambio deberemos destinar mas recursos que puede que no estén disponibles para el usuario domestico y si para las empresas, empresas que son las principales víctimas de estos ataques avanzados.

Así pues, si seguimos los consejos básicos de seguridad conocidos por todos (antivirus, cortafuegos, actualizaciones, sentido común) nos libraremos de más de un quebradero de cabeza y, todos aquellos que quieran dedicar tiempo a aprender más acerca de este campo saben que cuentan con la ayuda de este y otros muchos blogs para apoyar sus conocimientos.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..