Más información acerca de la vulnerabilidad CVE-2010-2568

Según pasan los días vamos conociendo nuevos detalles sobre la grave vulnerabilidad CVE-2010-2568 que afecta a los sistemas Windows y que permite la ejecución de código a través de archivos .LNK (accesos directos) maliciosos. Pierre-Marc Bureau, uno de los investigadores más destacables de ESET, informa acerca del descubrimiento de dos nuevas familias de malware que explotan esta vulnerabilidad.

Por una parte tenemos a una nueva familia de malware identificada como Win32/Trojan.Downloader.Chymine.A. Este malware instala un keylogger (registro de las pulsaciones en un teclado) detectado como un troyano de nombre Win32/Spy.Agent.NSO. Según los estudios realizados por los investigadores de ESET, el servidor usado para albergar y servir estos componentes se encuentra ubicado en los Estados Unidos pero la IP está asignada a un usuario de China.

La otra amenaza detectada que utiliza esta grave vulnerabilidad es una vieja conocida como Win32/Autorun.VB.RP, que ha sido actualizada para incluir el exploit como nuevo vector de propagación. Al parecer, esta actualización de la amenaza ya existente, descarga e instala componentes adicionales en máquinas ya infectadas.

Estos casos responden a la evolución típica del malware, que evoluciona para aprovechar las vulnerabilidades que vayan apareciendo para, de esta forma, aumentar sus vectores de ataque. Sabiendo que aun no existe parche que solucione esta vulnerabilidad y basándonos en experiencias pasadas, es más que probable que en las próximas semanas e incluso meses veamos más casos de malware “tradicional” que es modificado para aprovechar al máximo este agujero de seguridad.

Tras analizar estas dos nuevas familias de malware, los investigadores de ESET han comprobado que se trata de ejemplares menos sofisticados que el malware Win32/Stuxnet detectado originalmente. Cabe destacar que, mientras Win32/Trojan.Downloader.Chymine.A no genera archivos .LNK maliciosos ni se propaga de forma automática, la nueva versión de Win32/Autorun.VB.RP sí que genera archivos .LNK que explotan la vulnerabilidad existente para facilitar su propagación.

Así las cosas y viendo que estamos tan solo en el principio de lo que parece ser un nuevo vector de ataque que va a ser usado masivamente de forma inminente, desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com recomendamos seguir atentos a las noticias publicadas por Microsoft acerca de esta vulnerabilidad para, de esta forma, instalar el parche de seguridad tan pronto como este se encuentre disponible. Asimismo la aplicación de medidas paliativas como el Fix it publicado recientemente y la instalación de un antivirus capaz de detectar las amenazas que se aprovechan de esta vulnerabilidad son medidas básicas de protección para tener nuestros sistemas protegidos.

Josep Albors

Un comentario

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..