Incidencias en Facebook

La red social más grande del mundo es una fuente casi inagotable de noticias, no solo porque haya alcanzado la cifra de 500 millones de usuarios, ni porque haya una película en ciernes que la tome como base para realizar el guión. Es noticia también por los continuos incidentes de seguridad y privacidad de sus usuarios que salen a la luz de forma habitual. Los dos más recientes son la filtración de datos personales de más de 100 millones de usuarios y la sustitución de palabras clave por otras más indecorosas en la versión en Español de Facebook. Tal y como comenta nuestro compañero Sebastián BortniK de ESET-LA en su post hablando de esta noticia, muchos medios de comunicación se han hecho eco de estas incidencia pero usando términos imprecisos o “hackarillistas”

La filtración de los datos personales de más de 100 millones de usuarios únicos no se produjo por ningún hacker experimentado que accediera ilegalmente a los servidores de Facebook para robar la información. La realidad fue mucho más simple, siendo Ron Bowes (investigador de la empresa Skull Security) el artífice de esta hazaña, con la única ayuda de una aplicación que rastreó todos los perfiles con información pública en Facebook y los recopiló en un archivo. Posteriormente, este investigador puso a disposición de quien quisiera descargarlo un archivo torrent de 2.79 GB con toda la información recopilada. Ni siquiera hizo algo mínimamente ilegal. Tan solo automatizó un proceso que cualquiera puede realizar visitando el perfil de los usuarios. Así pues, si hay algún responsable de que estos datos hayan sido expuestos a miradas indiscretas no es este investigador, ni siquiera Facebook, si no los propios usuarios al poner a disposición de todo aquel que lo desee información privada que debería haberse ocultado usando la configuración de privacidad de la red social o, simplemente, no poniéndola.

El otro incidente afectó a las palabras usadas en la versión en español que por defecto establece Facebook para definir un estado como “Me gusta” o “Hoy es el cumpleaños de”. Muchas de estas palabras y frases fueron sustituidas por otras menos apropiadas o en idioma turco, lo que puede ser una señal de la procedencia de los usuarios que protagonizaron este incidente. Esta suplantación de palabras tampoco se realizó atacando a ningún servidor de Facebook utilizando técnicas de “hacking”. Tan solo se utilizó la característica según la cual se cambia la traducción usada por otra si esta es sugerida por una cierta cantidad de personas. Así pues, tan solo fue necesario que cierta cantidad de usuarios se pusiera de acuerdo para proponer la misma traducción y Facebook la cambiaba de forma automática.

En resumen, dos incidentes en Facebook con una repercusión mediática bastante elevada pero que nada tienen que ver con ataques que usan técnicas de penetración ilegales o códigos maliciosos. Tan solo la recopilación automatizada de información pública y el aprovechamiento de una característica automatizada de la red social.

Desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com recomendamos a los usuarios de Facebook que, antes de publicar información sensible en su perfil, piensen primero si realmente es necesario y si tienen los ajustes de privacidad correctamente establecidos.

Josep Albors

3 Comentarios
  1. Avatar
  2. Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..