De la seguridad de los menores en redes sociales

Cuando hablamos de la seguridad de nuestros menores en Internet pensamos, irremediablemente, en redes sociales. Si tiene hijos adolescentes, entenderá perfectamente a qué nos referimos. Y es que a las preocupaciones habituales de tener jóvenes en la familia, ahora se suman las referidas a su actividad en la Red.

familia_ordenador

Al igual que no dejaríamos a nuestro hijo solo por la calle portando consigo toda su documentación, su ipod, su teléfono móvil y hasta su vida escrita en un diario, tampoco nos gusta pensar que está exponiéndose públicamente en redes sociales.

Pero es una realidad: nuestros hijos, en cuanto comienzan a pasar a la pubertad, se enganchan a una u otra red social, porque todos sus amigos ya están. Y el problema no son los amigos, sino los que no lo son, los desconocidos, los que se hacen pasar por niños y los engañan.

Se supone que tanto las empresas de seguridad como los propios desarrolladores de las plataformas de redes sociales tienen que establecer mecanismos de preservación de la integridad de nuestros menores en Internet, y poner a su alcance, de forma totalmente clara y transparente, los mecanismos necesarios para que estén realmente seguros.

Sin embargo, si es usuario de alguna red social, sabrá por experiencia que estos mecanismos no son siempre los más accesibles o fáciles de encontrar. Por eso, la Comisión Europea se puso manos a la obra con el programa “Safer Social Networking Principles for the EU”, un acuerdo internacional que busca estándares en pro de la mejora de la seguridad de nuestros niños.

Parte de los esfuerzos de dicho programa consisten en auditar las principales redes sociales de los estados miembros e ir institucionalizando algunos estándares en la industria. Uno de ellos consiste en que por defecto, los muros de información no estén abiertos para todos los usuarios, sino para sólo aquéllos que sean realmente amigos.

Pues bien, según la última auditoría de la Comisión Europea, sólo dos redes sociales de las catorce analizadas tienen implementada esta característica por defecto. Según el vicepresidente de la Comisión Europea, “(esta medida) no es sólo para proteger a los menores de los contactos no deseados, sino también para proteger su reputación online. Los menores no llegan todavía a entender las consecuencias de compartir demasiada información personal de sus vidas online”.

Una de las redes analizadas es la famosa y española Tuenti, además de la internacional Facebook y Myspace, y ninguna de ellas ha pasado el test.

Esperamos que esta iniciativa siga adelante y que, poco a poco, se estandaricen normas en el mercado que protejan a nuestros pequeños. Pero mientras tanto, desde Ontinet.com, distribuidor en exclusiva de ESET para España, recomendamos no sólo tener una buena protección instalada en nuestro ordenador, que pueda prevenirnos de problemas derivados de utilizar las plataformas sociales, sino también esforzarnos en la protección de nuestros hijos mediante la educación y la concienciación.

Yolanda Ruiz

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..