Oleada de correos con facturas falsas propagan troyanos

La propagación de códigos maliciosos mediante la utilización de campañas de envío masivo de spam es algo a lo que estamos habituados desde hace años. Cada vez que observamos la recepción en nuestros laboratorios de miles de correos electrónicos con asuntos similares y ficheros adjuntos, podemos estar seguros de que los ciberdelincuentes están intentando propagar sus últimas creaciones.

Desde hace unos días venimos observando la evolución del envío masivo de emails con asuntos y archivos adjuntos similares. Estos correos llegan en inglés y sus asuntos van desde abonos en nuestra tarjeta de crédito por servicios cobrados de más hasta el envío de supuestas facturas, pasando por el presunto bloqueo de nuestra tarjeta de crédito.

La intención de dichos asuntos es llamar la atención de los usuarios para que estos abran el fichero adjunto sin pararse a pensar si realmente este archivo es lo que dice ser. Tal y como nos tienen acostumbrados los ciberdelincuentes, tras guardar el archivo en nuestro disco duro y abrirlo nos encontramos con un fichero ejecutable que nada tiene que ver con lo anunciado y que ejecutará un troyano en nuestro sistema.

En este caso, los ciberdelincuentes tan solo se han tomado la molestia de modificar el icono del archivo infectado, pero no la extensión, por lo que, si tenemos la visualización de las extensiones activadas, tendremos una oportunidad de reconocer la amenaza y eliminarla antes de que sea demasiado tarde.

Como vemos, en este tipo de campañas de propagación de malware prima la cantidad de mensajes enviados sobre la complejidad del ataque. Esto es debido a que, si bien los usuarios desconfían cada vez más de este tipo de mensajes, el porcentaje de afectados es todavía lo suficientemente importante como para que se sigan realizando este tipo de envíos masivos. Si a ello le sumamos el que la práctica totalidad de estos mensajes se envían desde sistemas infectados y que forman parte de una botnet, entenderemos por qué a los ciberdelincuentes no les cuesta apenas esfuerzo lanzar este tipo de campañas.

Por suerte, evitar caer en esta clase de trampas es sencillo. Desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com recomendamos desconfiar de mensajes que nos hablan de servicios o pagos que en la gran mayoría de casos no hemos realizado, y, si tenemos dudas, contactar directamente con nuestra entidad bancaria o servicio mencionado en el correo. Asimismo, contar con un antivirus actualizado también nos puede ayudar a bloquear estas amenazas en el  caso de que nuestro sentido común no sea suficiente.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..