Cambios en Facebook mejoran algunos aspectos de la privacidad

Parece que la entrada de un fuerte competidor como es Google+ ha hecho que la red social más usada en la actualidad empiece a tomarse más en serio la privacidad de sus usuarios. Hasta el momento, la configuración por defecto ofrecía nula o poca privacidad sobre todo aquello que publicásemos o, peor aún, lo que otras personas podían publicar acerca de nosotros.

Una de las características más destacadas de Google+ ha sido la facilidad con la que se puede catalogar a nuestros contactos en diferentes círculos. En Facebook, la clasificación por listas de contactos era algo engorroso y que poca gente utilizaba en la práctica. Esto ocasionaba que, muchas veces, contactos inadecuados vieran publicaciones que no estaban pensadas para ellos.

Para evitar este tipo de situaciones comprometidas, Facebook ha decidido imitar a Google+ y activar una opción de compartir nuestras publicaciones con aquellos contactos que deseemos de forma sencilla.

Seguramente esa será una opción muy agradecida por los usuarios, pero más lo será la que permite revisar las fotos en las que nos han etiquetado antes de hacerlas públicas. Es muy probable que muchos usuarios tengan más de una foto comprometida tomada en algún momento de no especial lucidez.

Con la proliferación de dispositivos móviles con cámaras cada vez más potentes, es normal que haya una gran cantidad de fotografías, llamémoslas inapropiadas, almacenadas en los dispositivos de nuestros contactos. El problema no pasaría a mayores si no fuera por la costumbre de subir todas estas fotos a las redes sociales.

Estas nuevas características serán bien recibidas por la mayoría de usuarios y demuestra que la competencia con otras redes sociales es buena, puesto que obliga a ir ofreciendo mejor servicio.

No obstante, existe un aspecto en el que Facebook, y la mayoría de redes sociales, aún cojea: la protección de los usuarios frente a la propagación de contenido no deseado y el uso de estas redes como vector de propagación de malware. Todavía es demasiado frecuente encontrarse con páginas creadas dentro de estas redes que se aprovechan de la curiosidad de la gente para engañarlos, y el control que se realiza sobre estas páginas es mínimo.

Es por eso que, desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com, aplaudimos todas aquellas mejoras que protejan la privacidad de los usuarios, pero también recordamos que la seguridad es, de igual manera, un aspecto vital. Asimismo, si evitamos difundir material comprometido que pueda dañar nuestra reputación nos ahorraremos más de un quebradero de cabeza, ahora y en el futuro.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..