Mensajes sugerentes con malware de regalo

El envío de ficheros infectados adjuntos a correos electrónicos puede sonar a algo de otra época, sobre todo viendo la complejidad de algunas amenazas actuales. No obstante, este vector de infección sigue estando muy presente y no son pocos los usuarios que caen en este tipo de correos maliciosos.

El envío masivo de e-mails con adjuntos infectados es algo que les cuesta muy poco a los ciberdelincuentes, ya que disponen de miles de ordenadores que han visto su seguridad comprometida y que forman parte de una botnet. Así pues, por muy bajo que sea el porcentaje de usuarios que se infecten al abrir un archivo adjunto a un e-mail, el envío de este tipo de correos sigue siendo rentable.

Teniendo esto en cuenta, los únicos cambios que se realizan para llamar la atención de los usuarios es crear asuntos sugerentes o alarmantes. Recientemente hemos visto multitud de e-mails suplantando a empresas de transporte diciendo que tenían un paquete para nosotros y nos solicitaban rellenar un documento adjunto, supuestos correos con falsas multas de tráfico o agencias tributarias que nos devuelven parte de los impuestos pagados.

Pero hay un tema que siempre llama la atención, sobre todo entre usuarios masculinos, y no es otro que el sexo. Las campañas de spam diseñadas para un periodo en concreto suelen tener un éxito razonable pero su duración suele ser relativamente corta. En cambio, aquellas campañas con algún componente sexual en su contenido suelen ser atemporales y conseguir un nivel de éxito superior a la media.

Durante los últimos días, en nuestro laboratorio hemos estado recibiendo varios ejemplos de este tipo de correos:

Como vemos, aun a pesar de ser un mensaje en inglés, la mayoría de usuarios reconocerá tres palabras que despertarán su interés: “photo”, “naked” y “girls”. Algo tan simple como este correo lleva días propagándose y, por los datos recopilados hasta ahora en nuestro laboratorio, ha conseguido un éxito superior a la media.

Por suerte para los usuarios, de la misma forma que el mensaje es muy simple, los códigos maliciosos que suelen adjuntar pertenecen a familias de malware conocidas y que son detectadas sin problemas por la mayoría de software antivirus. En este caso, las soluciones de Seguridad de ESET lo detectan como una variante de la ya veterana familia Agent.

A pesar de ser una técnica antigua y que la mayoría de usuarios debería descartar de forma automática estos correos (si no lo hace ya su filtro antispam), seguimos recibiendo a diario este tipo de mensajes. Desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com recordamos que la mejor manera de protegernos ante ellos es ignorarlos y eliminarlos tan pronto como los veamos en nuestra bandeja de entrada.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..