Los padres y Anonymous, preocupados por la pornografía infantil y la pedofilia

Hace dos días publicábamos un estudio sobre las principales preocupaciones que tienen los padres sobre la ciberseguridad de sus hijos en la Red: cuando les preguntamos, un 89,5% identificaron a la pornografía como la principal, secundada por la pedofilia (86,8%) y el grooming -persuasión de un adulto hacia un niño, con la finalidad de obtener una conexión emocional y generar un ambiente de confianza para que el niño realice actividades sexuales-, con el 75,7%.

Asimismo, también hace un par de días conocimos un nuevo ataque informático por parte del grupo hacktivista Anonymous contra cuarenta sitios de Internet que alojaban una gran cantidad de material pornográfico infantil. En definitivas cuentas, suponemos que dentro de la organización muchos miembros son también padres, por lo que comparten la misma sensibilidad común hacia la ciberseguridad de los pequeños.

Como ya nos tienen acostumbrados, el grupo publicó un vídeo donde contaban los motivos que movilizaban esta operación y utilizaron Twitter como herramienta de dinamización de los voluntarios utilizando el hashtag #OpDarknet.

Comenzaron a organizarse el 15 de octubre, solicitando a los miembros de la organización la búsqueda y el reporte de sitios que alojaran este tipo de material. Durante la investigación, descubrieron que las páginas se alojaban en una empresa de alojamiento web llamada Freedom Hosting. Tras solicitar a la empresa la retirada del material y su rotunda negación, decidieron lanzar un ataque de denegación de servicio (DDoS) contra el servidor que duró dos días y que lo inhabilitó.

Anonymous llegó a comprometer la base de datos de uno de los sitios alojados en esta compañía y publicó la información de más de 1.500 usuarios registrados, dejando al descubierto los datos de quienes estaban consumiendo los más de 100 GB de material pornográfico infantil que encontraron.

Además, también publicaron datos relativos al propio servidor que alojaba dichas páginas:

Como vemos, las intrusiones no deseadas puede sufrirlas cualquiera, incluidos aquellos que se dedican a realizar actividades ilegales.

Desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com pensamos que, lejos de entrar en juicios sobre la legalidad o no de este tipo de procedimiento, lo que sí queda en evidencia es que, este tipo de iniciativas, bien enfocadas, pueden contribuir a un uso más saludable de la Red y a una mayor protección de nuestros pequeños.

Yolanda Ruiz y Josep Albors

 

 

 

Un comentario

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..