Nuevo ataque a Facebook publica imágenes pornográficas y violentas en miles de perfiles

Hoy nos hemos despertado con las noticias de un ataque a Facebook que está inundando miles de perfiles de imágenes pornográficas y violentas. Varios medios, tanto especializados nacionales e internacionales como generalistas, se han hecho eco de este nuevo ataque a la red social más famosa.

Todavía no se sabe exactamente cómo se ha producido este ataque aunque ya han surgido diversas teorías: desde la que sugiere que se trata de un nuevo gusano generado por miembros de Anonymous hasta la que apunta a una intrusión en los servidores de Facebook.

Lo que está claro es que los usuarios afectados se cuentan por millares, si hacemos caso a la gran cantidad de comentarios en Twitter que se han generado tras este ataque. Lo que no cabe duda es que la seguridad del sistema está en entredicho. Pero… ¿de qué sistema? Cuando nos conectamos a Facebook, el sistema está formado por tres elementos: el servidor de Facebook, el ordenador del usuario y el usuario en sí.

Por la parte que le toca a Facebook, la seguridad es la que es, y no podemos hacer nada por mejorarla aparte de quejarnos si no nos gusta. Son sobradamente conocidas las carencias presentes por defecto con respecto a la privacidad de la información compartida por los usuarios y la posibilidad de una intrusión en los servidores de Facebook no resulta descabellada si nos atenemos a incidentes recientes.

El segundo elemento es el ordenador del usuario. Nunca nos cansaremos de repetir que los sistemas deben estar protegidos y configurados correctamente. Una adecuada protección y un conocimiento de las medidas de seguridad que el propio sistema incorpora, unido a una pizca de sentido común, pueden evitar que el malware haga de las suyas en nuestro ordenador.

Y por último, el elemento más débil y peligroso: nosotros, los usuarios. Cualquier red social incluye una serie de puntos para proteger nuestros perfiles, para respetar nuestra intimidad en la red… que no siempre conocemos o no aplicamos porque, reconozcámoslo, muchas veces limitan las posibilidades de “cotilleo”.

Aunque la cantidad de perfiles afectados es elevada no se han observado patrones claros que nos indiquen cuáles son más propensos de verse afectados. Lo que sí está claro es que aquellos usuarios con una configuración de su cuenta más estricta, que impidan publicar comentarios en su muro a desconocidos o ser etiquetados de forma automática en una foto, tienen menos posibilidades de verse afectados por lo que, desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com recomendamos modificar (al menos temporalmente) la configuración de nuestro perfil para evitar publicaciones no deseadas.

Fernando de la Cuadra y Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..