Microsoft acaba con Internet Explorer 6 usando una actualización automática.

El uso de software obsoleto en nuestros sistemas y las vulnerabilidades que presenta es uno de los mayores problemas de seguridad en la actualidad. Es por eso que en este blog no nos cansamos de repetir la importancia de contar con las últimas versiones tanto del sistema operativo como de las aplicaciones que usamos.

Una de las aplicaciones fundamentales hoy en día es el navegador web. Esta aplicación ha ganado importancia a lo largo de los años y es parte vital de nuestra experiencia como usuarios de Internet. Asimismo, se ha convertido en la principal puerta de entrada de códigos maliciosos a nuestro sistema, por lo que es crucial mantenerlo siempre actualizado.

No obstante, algunos usuarios siguen usando software obsoleto desconociendo el peligro que corren. Un caso especialmente grave es el uso considerable que, en algunos países, aún tiene Internet Explorer 6. Recordemos que era el navegador que venía por defecto en Windows XP, sistema que todavía hoy sigue siendo usado por un importante número de usuarios.

Estos usuarios que usan un navegador diseñado hace más de diez años desconocen lo expuestos que se encuentran a las amenazas actuales. Si ya es difícil contener estas amenazas con los navegadores y las medidas de seguridad actuales, imaginémonos cómo de difícil puede ser la protección de un sistema con un software tan antiguo.

Ante este hecho, y tras varios meses de campaña para promocionar el cambio a una versión más actual del navegador, Microsoft publicó en el blog de Internet Explorer un anuncio informando de que, empezando en este mes de enero, iría actualizando el navegador en todos aquellos sistemas que tengan activadas las actualizaciones automáticas. Estas actualizaciones automáticas se producirán primero en Australia y Brasil, para luego extenderse a otros países.

Con este movimiento, Microsoft conseguirá que aquellos sistemas Windows XP SP3 se actualicen a Internet Explorer 8, mientras que los que usen Windows Vista SP2 o 7 se actualicen a Internet Explorer 9.

Si bien esta estrategia de Microsoft es buena para mejorar la seguridad de sus usuarios, hay un problema con el que puede toparse a la hora de intentar actualizar estos sistemas con una versión más reciente de su navegador. Este no es otro que las copias ilegales de los sistemas Windows (sobre todo en China) que, en la mayoría de las ocasiones, tienen desactivadas las actualizaciones automáticas.

Desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com aplaudimos esta decisión de Microsoft que, si bien se ha hecho esperar, es buena para los usuarios de sistemas Windows. No obstante, no debemos olvidar que es vital educar a los usuarios en el uso de sus sistemas y recalcarles la importancia de actualizar las versiones vulnerables de sus aplicaciones para evitar ser víctimas de ataques que se aprovechen de agujeros de seguridad.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..