Cazadores de mitos: Si funciona, no lo toques

Uno de los dichos populares más extendidos en varios campos profesionales es el que dice que si algo funciona, no lo toques. En varios casos ese dicho tiene mucha razón de ser, ya que cambiar algo que ha demostrado una probada eficacia (como nuestra selección española de fútbol) puede suponer que no funcione como es debido.

Este dicho también se aplica mucho en la informática, y no son pocos los sistemas y aplicaciones que se dejan sin actualizar, bien porque su rendimiento sigue siendo el adecuado, o por descuido.

Obviamente, la situación de un administrador de sistemas con cientos de equipos a su cargo dista mucho de la de un usuario doméstico. En el primer caso es necesario revisar a conciencia cada actualización, ya que el más mínimo fallo puede suponer muchas horas de productividad perdidas. Aun así, la existencia de equipos con sistemas y aplicaciones obsoletos que no se tocan “por si acaso” sigue siendo preocupantemente alta en el sector corporativo, lo que hace necesario una puesta al día si se quieren evitar problemas de seguridad.

Si hacemos un repaso a las amenazas más propagadas durante los últimos meses, vemos que muchas de ellas aprovechan vulnerabilidades en aplicaciones como Java que están instaladas en muchos equipos, independientemente del sistema operativo utilizado.

Aprovechando estos agujeros de seguridad, los ciberdelincuentes pueden, por ejemplo, infectar a los usuarios cuando estos visitan una página web modificada para alojar malware.

Es por ello que se hace necesario tener una política de actualizaciones adecuada para poder evitar infecciones no deseadas, ya sea en nuestro ordenador doméstico o en una red empresarial. Para conseguirlo podemos activar las actualizaciones automáticas que vienen incluidas en nuestro sistema operativo y en muchas de las aplicaciones más comunes.

No obstante, siempre se nos puede escapar una aplicación que no disponga de esta característica y tengamos una versión vulnerable en nuestro sistema. Para evitar esta situación, aparte de revisar manualmente cada aplicación una por una, existen herramientas que nos pueden facilitar mucho esta tarea. Una de las más conocidas es la que ofrece la empresa Secunia tanto en forma de aplicación instalable como herramienta online.

En resumen, si queremos mantener nuestro sistema protegido frente a amenazas, su actualización y las de las aplicaciones que tengamos instaladas es tan importante como contar con una solución de seguridad y configurar y activar los sistemas de protección que vengan incluidos.

Josep Albors
@Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..