Cazadores de mitos: tengo un antivirus instalado, así que no puedo infectarme

Desde hace muchísimos años, todos luchamos por concienciar a nuestros usuarios en una labor ineludible: instalar un buen antivirus que proteja nuestro equipo contra todo tipo de amenazas, porque el usuario muchas veces no es consciente de que está siendo infectado. Un buen programa de seguridad hará por nosotros la labor de estar continuamente pendiente de los riesgos que podamos estar corriendo.

Pero lamentablemente, como muchos fabricantes llevamos años diciendo, la seguridad al 100% no existe. La lucha contra el cibercrimen es una carrera contra el reloj: tiene que haber un malo que cree una amenaza, la distribuya, llegue hasta nosotros de alguna manera y tenemos que ser capaces de detectar y neutralizar esta amenaza prácticamente en tiempo real, bien por reconocimiento del malware en sí (por fichero de firmas, como solemos llamar a nuestra base de datos de malware conocido), bien mediante tecnologías heurísticas que reconocen a un código malicioso por su comportamiento, sus trazas, porciones de código, etc.

Y todo esto sucede en un escenario en el que se crean, cada día, la friolera de 250.000 nuevos ejemplares de malware, que las casas de seguridad vamos detectando y neutralizando.

ESET España - Cazadores de mitos: tengo un antivirus instalado, así que no me puedo infectar

Ya existen tecnologías que nos permiten ir un paso por delante de los cibercriminales, pero, aun así, combatir absolutamente todas las amenazas que existen o que pueden llegar a existir es una labor bastante ardua.  Y digo ardua, pero no imposible, porque afortunadamente los investigadores de los laboratorios de seguridad cada vez somos más inteligentes desarrollando tecnologías capaces de cubrir un amplio abanico de amenazas.

Por lo tanto, el que un usuario tenga instalado un antivirus le proporciona una gran protección contra todo tipo de amenazas, pero no le inmuniza ante las nuevas tecnologías que utilizan los malos ni contra las técnicas cada vez más sofisticadas de ingeniería social. Pero si no lo tuviera, su ordenador estaría infectado en menos de tres minutos, simplemente con navegar, leer emails y utilizar las redes sociales.

En muchas ocasiones, basta con que un solo usuario haga clic en un link para que automáticamente la nueva creación comience a distribuirse, por lo que las posibilidades de éxito, al menos momentáneo, son bastante elevadas. Eso sí, una vez que nos llega a cualquier fabricante y lo detectamos, cualquier usuario que pudiera estar infectado gozará de una limpieza de cualquier rastro que el malware pudiera haber dejado en su ordenador.  Eso si no hemos sido capaces de detectarlo sin conocerlo con anterioridad con las tecnologías heurísticas mencionadas anteriormente.

En conclusión: aunque no podemos garantizar la seguridad al 100%, es absolutamente necesario contar con un buen software de seguridad antivirus instalado en nuestro ordenador si queremos evitar males mayores. La combinación de este software de seguridad con una buena educación y concienciación nos ayudará, sin duda, a mantenernos a salvo.

Yolanda Ruiz Hervás

@yolandaruiz

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..