Infectan ordenadores de empleados de Facebook usando vulnerabilidad de Java

Hace unas semanas informábamos de una serie de ataques dirigidos que tuvieron como objetivo algunos de los más prestigiosos periódicos estadounidenses y a la conocida red de microblogging Twitter. Muchos investigadores apuntan a la utilización de una vulnerabilidad 0-day (para la cual no existía solución en el momento de ser utilizada) en Java como método de acceso usado por los atacantes para conseguir introducir malware en los ordenadores de las víctimas.

Ahora hemos conocido que Facebook también sufrió una intromisión similar en varios ordenadores de sus empleados en las mismas fechas. En un comunicado hecho público por esta red social, han confirmado que la intrusión se llevó a cabo durante el pasado mes de enero y que se realizó utilizando un ataque “sofisticado” al visitar los empleados una página web que contenía un exploit para una vulnerabilidad de Java.

eset_nod32_facebook_hacked

 Tras descubrir y analizar la intrusión se pudo comprobar que no se accedió a datos de usuarios de Facebook, ya que los ordenadores pertenecían a ingenieros de la empresa sin acceso a ellos. Tampoco se ha mencionado el sistema operativo atacado, más allá de comentar que se encontraba totalmente actualizado y contaba con protección antivirus, aunque siendo un ataque que aprovechaba una vulnerabilidad en un software multiplataforma como es Java, el sistema operativo utilizado es irrelevante.

Con respecto al ataque en sí, de nuevo vuelve a mencionarse la palabra “sofisticado” para referirse a la técnica utilizada que logró infectar estos ordenadores. Últimamente se está utilizando mucho esta excusa para salir del paso, presentando un ataque como altamente elaborado siendo prácticamente inevitable que este consiguiera su objetivo.

¿Pero son estos ataques tan sofisticados como se dice? La realidad es bien distinta y, si bien una vulnerabilidad 0-day le permite a un atacante jugar con cierta ventaja, no es menos cierto que el uso de Java en aquellos entornos en los que no sea estrictamente necesario (y más aun en los navegadores) se viene desaconsejando desde hace meses y es algo que hubiera evitado un ataque de este tipo.

Así pues, la mayor “sofisticación” que han usado los ciberdelincuentes en este ataque ha sido conseguir infectar una web legítima (algo que sucede todos los días en miles de webs) y usar una vulnerabilidad en un software cuya descripción gráfica de seguridad más acertada sería la de un colador.

Por desgracia, este tipo de ataques siguen cosechando importantes éxitos entre usuarios de todos los perfiles, desde el más descuidado hasta aquellos con acceso a datos clasificados como importantes. Mientras no apliquemos medidas de seguridad adicionales a las usadas hasta ahora como la limitación del uso de aplicaciones con conocidos y repetidos fallos de seguridad, la aplicación inmediata de parches de seguridad que solucionan graves vulnerabilidades y el conocimiento a fondo del sistema operativo usado con sus fortalezas y puntos débiles, el éxito de estos ataques está garantizado.

Josep Albors

 

Un comentario

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..