Anonymous publica información privada del CESICAT y de los Mossos

Hacía tiempo que no informábamos de una acción atribuida al grupo hacktivista Anonymous, aunque no han dejado de realizar acciones reivindicativas durante los últimos meses. Sin embargo, las últimas filtraciones de datos provenientes del CESICAT (Centro de Seguridad de la Información de Cataluña) y de los Mossos de Escuadra han devuelto a este grupo al centro de la atención informativa.

No está claro aún si estas acciones han venido como respuesta a los vídeos publicados la semana pasada y en los que se observaba cómo varios agentes propinaban una paliza a un empresario que falleció tras estos hechos, aunque por el poco tiempo transcurrido entre la publicación de estos polémicos vídeos y la filtración de los datos todo apunta a que así sea.

De esta forma, el pasado 24 de cctubre salía a la luz un listado en el que se podía observar información privada de hasta 421 agentes, información que incluía su identificador, NIF, número de teléfono y correo electrónico. Desde el grupo hacktivista avisaban de que disponían de acceso a toda la base de datos del cuerpo de la policía autonómica catalana y que estaban dispuesto a revelar más información.

spy_mossos2

Pero la cosa no quedó ahí, ya que pocos días después, el domingo 27 por la tarde, se publicaba un comunicado también de Anonymous en el que se adjuntaba un dossier con 38 informes de los Mossos donde, supuestamente, se informaba del seguimiento de diversas movilizaciones sociales acontecidas en los últimos meses. Este documento fue rápidamente retirado de los enlaces proporcionados en el comunicado y, aunque los hacktivistas afirman que pertenecen al CESICAT, esta entidad aún no se ha pronunciado al respecto.

spy_mossos1

Según este informe, CESICAT sería una institución con la misión de espiar los movimientos sociales que pudieran suponer una alteración del orden público, siempre según la versión de los hacktivistas. De ser reales demostraría la existencia de unidades de la policía autonómica dedicadas a rastrear Internet y, especialmente, las redes sociales, con la finalidad de conseguir información sobre estas convocatorias de manifestaciones.

A estas alturas y viendo cómo el espionaje internacional entre países está más que demostrado, a pocos nos debería de sorprender la existencia de unidades de este tipo, incluso entre policías autonómicas. Esto de por sí no debería ser algo perjudicial, e incluso se utiliza a menudo para evitar acciones delictivas o conseguir detener a los responsables cuando estas ya se han cometido. No obstante, siempre hay que seguir los procedimientos establecidos y contar con una orden judicial que avale estas acciones, puesto que lo contrario solo genera desconfianza entre la población al sentirse espiada injustamente.

Josep Albors

Un comentario
  1. Avatar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..