Superlópez, un visionario de la seguridad informática

Tengo que reconocer que soy un fan de los monólogos. Me encantan, me lo paso muy bien. Incluso hay gente que ha llegado a decir que mis charlas y presentaciones son un monólogo sobre seguridad informática. Y casi todos ellos empiezan con conceptos iguales: “Me ha dejado mi novia”, “el otro día” o la pregunta “¿os habéis dado cuenta de que….?”. Esto no pretendo que sea un monólogo, sobre todo porque está escrito, pero tengo que empezar de una de esas maneras.

El otro día, buscando documentación escrita para un artículo (vale, sí, cotillas, concretamente sobre “A5/1”), tuve que rebuscar en unos libros antiguos. Cuando uno rebusca en estanterías suelen aparecer antiguas reliquias, y al lado del “Manual del usuario, Windows 3.0” y el “OS/2 Certification handbook” estaba mi colección de tebeos de Superlópez.

Yo no es que sea un fanático del cómic, para cubrir la cuota tengo infinidad de compañeros que en estos momentos estarán en el Salón del Manga de Barcelona (Josep, ¡disfruta del fin de semana!), pero Superlópez siempre me atrajo especialmente. Aunque algunos inconscientes lo clasifiquen como un “simple tebeo”, está magistralmente dibujado, y con unos guiones espléndidos. Bueno, y me gusta, ¡vale ya de excusas para profesionales del cómic!

Jan, su autor y guionista, suele documentarse muy bien para las historias, y una es especialmente cuidadosa, “Los cerditos de Camprodón”  . Y a todo esto, ¿qué pinta Superlópez, Jan, Camprodón y sus cerditos de mazapán en un blog de seguridad informática?

portada
© Juan López Fernández
© Ediciones B, S.A.
Imagen reproducida por cortesía de Ediciones B, S.A.

Pues que considero que cuando Jan escribió esta historieta, era un auténtico visionario. El hilo argumental es la búsqueda de un virus informático, pero no un virus cualquiera. En el momento de dibujar este episodio de Superlópez, a finales de los 80, el mayor peligro de un virus informático es que apareciera una pelotita en pantalla o que borrara un archivo el viernes 13.

Sin embargo, el virus protagonista de esta historia es uno que robaba dinero. Según su creador, el virus “desviaría el dinero de todas las cuentas bancarias del país” a una cuenta en Suiza. Para ser una idea de hace 30 años, está más de moda que nunca entre los creadores de malware.

img374
© Juan López Fernández
© Ediciones B, S.A.
Imagen reproducida por cortesía de Ediciones B, S.A.

Desviar todas las cuentas bancarias a una cuenta personal en Suiza es muy difícil (ya no me atrevo nunca a decir imposible en un tema de seguridad informática), pero poco a poco es lo que están buscando los creadores de troyanos en este año 2013. Pocas creaciones “víricas” no buscan el robo de dinero o, en su defecto, el robo de alguna información que pueda proporcionar dinero a los ciberdelincuentes.

Parece mentira que hace 25 años Jan ya estuviera dando ideas al respecto. Y lo más curioso, el disquete con el virus que aparece en la viñeta no es que fuera de los más usados en su época: es uno de 3 pulgadas, no de 3,5. Se usaban en ordenadores de 8 bits de los años 80. Aunque en este caso la documentación de Jan no fuera la usual, su clarividencia hace que le perdonemos. ¡Y por lo bien que nos lo hace pasar con sus dibujos!

Fernando de la Cuadra

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..