Llega Windows 10. Analizamos sus medidas de seguridad

windows-10-logo

A punto de lanzarse Windows 10, este hecho supone una noticia importante para millones de usuarios de todo el mundo. No en vano estamos hablando del sistema operativo más utilizado, con una cuota de mercado de alrededor del 90% si sumamos todas sus versiones activas.

Por eso, es normal que Microsoft haya estado anunciando Windows 10 a bombo y platillo y sea uno de los sistemas operativos más esperados de los últimos años, y no solo porque para muchos usuarios será la primera actualización gratuita de su sistema operativo.

Dejando de lado las mejoras estéticas y de usabilidad, vamos a centrarnos en las mejoras realizadas en un campo que nos interesa especialmente: la seguridad. Windows 10 incorpora nuevas e interesantes funcionalidades en materia de seguridad que pasamos a revisar:

Actualizaciones automáticas

Quizás el cambio más polémico y que más puede dar que hablar en los primeros meses de vida de Windows 10. Microsoft ha decidido cortar por lo sano y eliminar la posibilidad de que los usuarios puedan decidir si instalar o no las actualizaciones, incluidas las de seguridad (excepto entre sus usuarios corporativos).

Esto significa que los parches de seguridad se instalarán tan pronto como estén disponibles, lo cual, en principio, es una buena noticia. Sin embargo, estas actualizaciones también incluyen mejoras en el sistema y drivers, lo que ya está ocasionando algún que otro problema entre usuarios de tarjetas Nvidia.

Además, todo apunta a que dejaremos de ver los boletines mensuales de Microsoft que solucionan decenas de vulnerabilidades de diversa gravedad. Este sistema será sustituido por una publicación de parches de seguridad tan pronto como estén disponibles.

El tiempo nos dirá si este cambio repercute en una mejora en la seguridad o si, por el contrario, Microsoft se ve obligada a dar marcha atrás por los problemas que estos parches puedan ocasionar con ciertas aplicaciones y hardware.

Autenticación mejorada

Otro de los esfuerzos realizados por Microsoft ha sido mejorar los sistemas de autenticación de los usuarios para dejar de lado a las tradicionales contraseñas. Windows Hello es el nuevo sistema de autenticación biométrica que permitirá acceder a nuestro dispositivo Windows 10 usando nuestro rostro, iris o huella dactilar para desbloquearlo.

Esto supondría un avance en la usabilidad y seguridad, puesto que con ello los usuarios ya no deberían recordar contraseñas y se evitaría que, para facilitar recordarlas, se usasen contraseñas inseguras. Otro sistema de autenticación incorporado en Windows 10 es Passport, un sistema de programación que los administradores, desarrolladores de software y webs pueden utilizar para proporcionar a los usuarios una forma más segura de acceder a ciertas aplicaciones, webs y redes.

Para utilizar estos sistemas de autenticación necesitaremos que nuestros dispositivos incorporen el hardware necesario para poder escanear nuestro rostro, iris o huella dactilar, por lo que algunos dispositivos no podrán beneficiarse de estas características.

Nuevo navegador Edge

Con la llegada de Windows 10, Microsoft también presenta su nuevo navegador Edge. Llamado a ser el sucesor de Internet Explorer, Edge incorpora nuevas características que mejoran la experiencia del usuario al navegar por Internet pero también mejora la seguridad en varios aspectos.

Microsoft afirma que con Edge será más difícil que los usuarios caigan en las trampas preparadas por webs de phishing, sitios webs con descarga de códigos maliciosos o aquellos sitios webs que están bien posicionados entre los buscadores pero cuya finalidad es engañar al usuario.

Además, Edge mejora la protección contra los ataques dirigidos contra los navegadores incluyendo el soporte a HTML5 y abandonando tecnologías utilizadas hasta ahora ( VML, VB Script, Barras de herramientas o ActiveX) y que eran explotadas por muchos atacantes para ejecutar código malicioso.

Edge sigue con la política de ejecución web en un entorno controlado iniciada con Internet Explorer 7 y la amplía a todas las webs que visitemos. Esto, sumado a la defensa contra la corrupción de memoria y otras nuevas características, supuestamente hará que este navegador sea el más seguro realizado por Microsoft hasta la fecha.

Windows Defender mejorado

Si bien la capa de seguridad proporcionada por Defender es limitada e incluso desde la propia Microsoft se asegura que no sustituye a las soluciones antivirus especializadas, esta nueva versión promete mejoras en la detección de códigos maliciosos.

Esta primera línea de defensa puede trabajar como complemento a soluciones de seguridad como las proporcionadas por ESET,  compatibles con Windows 10, ya que, además de aumentar la protección, esta nueva versión incorpora la posibilidad de enviar archivos sospechosos de estar infectados a los servidores de Microsoft, similar a lo que hacemos en ESET con nuestro sistema Live Grid.

Conclusión

Microsoft se ha esforzado para que Windows 10 no sea únicamente un lavado de cara de Windows 8 y presenta muchas características interesantes. En el apartado de seguridad hemos visto cómo se han incorporado algunas características prometedoras que pueden cambiar la forma en la que los usuarios aplican medidas de seguridad en sus equipos.

El tiempo nos dirá si Microsoft va en el camino adecuado o si, por el contrario, alguna de las medidas supone más problemas que soluciones. De lo que no se les puede acusar es de inmovilismo.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..