Aprovechan el auge del bitcoin para estafar con la adaptación de un scam anterior

No cabe duda de que llevamos unos meses de locura desatada con todo lo relacionado con el minado de criptomonedas. Ya sean Bitcoin, Ethereum, ZCash u otras divisas similares, solo hay que echar un vistazo a la escasez y a la subida de precio de varios modelos de tarjetas gráficas que, en lugar de emplearse para obtener mejores gráficos y rendimiento en videojuegos, se destinan a la minería intensiva.

Cierto es que el valor de estas monedas ha sufrido altibajos, pero la tendencia es que sigan al alza y eso lo saben los delincuentes, que no solo demandan el pago de los rescates a los afectados por el ransomware en estas divisas, sino que también tienen en su punto de mira a todos aquellos mineros que han empezado a acumular criptodivisas o están pensando hacerlo.

El correo que promete cambiarnos la vida

No es de extrañar que se estén recibiendo últimamente correos electrónicos que nos hablan de las bondades de invertir en Bitcoin y de los grandes beneficios económicos que se pueden obtener en muy poco tiempo y sin apenas esfuerzo. Veamos, por ejemplo, uno de los correos recibidos en nuestro laboratorio durante las últimas horas.

El cuerpo del mensaje lo deja bien claro. Un supuesto usuario de un sistema de compra-venta de Bitcoins que afirma haber obtenido la cantidad de casi 14.000 dólares en apenas 24 horas y que, en un alarde de generosidad, nos invita a participar para que nosotros también nos beneficiemos.

A estas alturas de la película, lo normal sería que muchos usuarios desconfiasen del correo y lo eliminasen de su bandeja de entrada sin pensárselo demasiado. Sin embargo, como ya hemos dicho, el tema de las criptomonedas está de actualidad y hay mucha gente que solo ha oído campanas y piensa que esto de las criptomonedas puede servirles para hacerse ricos de la noche a la mañana.

De ese desconocimiento se aprovechan estafas como la que vamos a analizar hoy, y es que si el usuario ha mordido el anzuelo y pulsa sobre el correo que acabamos de ver, será redirigido a la siguiente web.

Como vemos, está todo preparado para ser lo suficientemente convincente, dando cierta apariencia de profesionalidad e incluso incluyendo un vídeo explicatorio donde se observan los beneficios de confiar en un negocio así. En realidad, esta estafa es muy similar a otra que analizamos el año pasado y que ha estado propagándose durante los últimos meses, adaptándose a usuarios de numerosos países.

Para generar aun más confianza, se nos ofrecen testimonios de supuestos usuarios que ya están beneficiándose de este sistema y muestran orgullosos las cantidades obtenidas hasta el momento. Por supuesto, ninguno de estos usuarios ni las cantidades mostradas son reales, y la única finalidad de mostrarlos es terminar de convencer al ingenuo que haya aterrizado en esa web pensando que va a hacer una fortuna.

Cosas de las que sospechar

Como siempre se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, vamos a fijarnos en los detalles que nos confirman que estamos ante un engaño. Empezamos con la imagen anterior, y es que si bien se nos indica que la última actualización de las operaciones es del día 18 de agosto de 2017, todas las que aparecen son del 8 de agosto… ¡de 2016! A alguien se lo olvidó cambiar este dato en la plantilla usada para este tipo de estafas y actualizarlo con la fecha correspondiente.

Siguiente punto. Como en todo tipo de negocio de éxito que se precie, siempre ha de aparecer la figura del emprendedor, el genio de las finanzas que nos va a permitir alcanzar nuestro sueño de ser millonario. La web se encarga de mostrárnoslo muy orgulloso posando ante la cámara y, en esta ocasión, nuestro mesías se llama Sergio Marlón.

En la fotografía observamos un hombre joven, sonriente, feliz de compartir su sabiduría con nosotros junto a una breve biografía que demuestra lo listo que es. Todo un dechado de virtudes y el marido que toda madre querría para su hija. Un emprendedor nato, de esos que hablan de criptomonedas y el blockchain como si lo hubieran inventado ellos mismos con esa habilidad que la madre naturaleza les otorgó.

Pero claro, si el tal Sergio Marlón es un crack de las finanzas, ¿por qué su foto aparece realizando una sencilla búsqueda como una foto de stock? ¿Será que es tan humilde, guapo, rico y buen inversor que prefiere ocultar su identidad real con una fachada falsa? ¿No será que ese perfil es más falso que una moneda de tres euros y alguien nos la quiere colar creando la imagen de una persona de éxito que no existe? Va a ser eso…

Pero bueno, vamos a pasar esos detalles por alto y pensar que el encargado de preparar la web tuvo un mal día. Procedamos a registrarnos y a empezar a ganar dinero. Nos piden nuestros datos de contacto (nombre, apellidos, email y teléfono) y accedemos a un supuesto portal donde empezar a realizar las operaciones que nos convertirán en millonarios. Pero, ¡oh, sorpresa! Antes de nada, hay que realizar un pequeño depósito. Solo son 250 $ de nada, una cantidad insignificante comparado con los miles de euros que vamos a ganar.

Aquí ya deberían saltar todas las alarmas pero, aun así, seguro que ya ha picado más de uno.

Sin embargo, hay otro aviso que, al menos si sabemos inglés, debería servir como alerta definitiva. En ese aviso nos indican del elevado riesgo que supone realizar estas inversiones y que la empresa detrás de todo este tinglado no se hace responsable de las posibles pérdidas en las que podamos incurrir.

Hablando de esa empresa, la verdad es que no hay que buscar mucho para encontrar referencias no especialmente buenas y que deberían servir para alejar a cualquier usuario con dos dedos de frente de estas operaciones de elevado riesgo.

Conclusión

Parece claro que todo el boom de las criptomonedas que estamos viviendo actualmente ha despertado interés en los ciberdelincuentes y ya no es raro ver estafas de este tipo, como tampoco lo son los malware que infectan sistemas para utilizarlos en la minería o los que se dedican a robar las carteras de los mineros de criptomonedas.

Esta tendencia no parece que vaya a disminuir a corto plazo, por lo que tanto si estás pensando en ponerte a minar o invertir en este tipo de divisas como si ya lo estás haciendo desde hace tiempo, adopta las precauciones necesarias para quedarte sin el dinero que tanto nos cuesta ganar.

Josep Albors

9 Comentarios
  1. Josep Albors
  2. Josep Albors
  3. Josep Albors
  4. Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Atención: nuestra página utiliza cookies Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestra política de uso.

Aceptar y ocultar este mensaje