Sextorsion en tiempos del coronavirus

Durante los últimos días hemos ido viendo como los delincuentes han ido adaptando algunas de sus amenazas como correos electrónicos de todo tipo, troyanos bancarios que buscan nuevas víctimas en España o aplicaciones maliciosas que infectan nuestros dispositivos móviles. Sin embargo, su ingenio para tratar de sacar provecho de esta situación de emergencia que estamos viviendo no tiene límites e incluso están incluyendo esta temática en amenazas en las que, aparentemente, no tiene mucho sentido hacerlo.

Amenazas a la privacidad y a la salud

La sextorsión no es una amenaza nueva, aunque desde hace un par de años ha tenido un relativo éxito y por eso son muchos los criminales que la utilizan para ganar dinero fácil sin mucho esfuerzo. Consiste en enviar correos amenazantes a los usuarios indicando de que han comprometido la seguridad de algún servicio online en el que se almacena información privada, solicitando una cantidad de dinero para no hacerla pública.

Muchos de estos correos suelen incluir alguna contraseña obtenida de alguna de las muchas filtraciones que se producen constantemente. Esto ayuda a hacer más creíble la amenaza entre algunos usuarios, quienes realmente piensan que la seguridad de alguna de sus cuentas se ha visto comprometida y sus secretos van a hacerse públicos.

Ejemplo de correo de sextorsion mencionando el coronavirus – Fuente: ESET Research

Sin embargo, en algunos de los correos de sextorsión que estamos viendo durante estos últimos días hemos comprobado como algunos delincuentes lanzan amenazas tales como su supuesta capacidad para infectar a toda la familia de la víctima con coronavirus. Es difícil imaginar que alguien piense que esto es posible pero, debido al estado de alarma global en el que vivimos, no debemos descartar que haya personas que de verdad lo piensen.

Soluciones sencillas

La buena noticia es que librarse de una amenaza como esta es tan sencilla como ignorar el mensaje, eliminarlo de nuestra bandeja de entrada y, en el caso de que se haya hecho referencia a alguna contraseña que aun estemos utilizando para algún servicio online, cambiarla lo antes posible y aprovechar para activar el doble factor de autenticación en ese servicio si lo tienen disponible.

No cabe duda de que los delincuentes están agudizando su ingenio en estos tiempos difíciles que nos ha tocado vivir para así maximizar su beneficio. Para ponerles las cosas difíciles podemos aprovechar la cuarentena para estar informados de todas las nuevas amenazas que van surgiendo y aprender a proteger nuestros datos de mejor forma.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..