¿Suscripción a Amazon Prime Video por solo 2€? No, es otro engaño para robarte la tarjeta de crédito

Cuando hablamos de suplantación de empresas de reconocido prestigio usadas por los delincuentes como gancho para sus campañas de propagación de amenazas o estafas, Amazon es una de las más afectadas. Ya sea mediante falsos cupones descuento o el regalo de caros dispositivos, los delincuentes siempre tratan de aprovecharse de la buena reputación de esta empresa para tratar de conseguir nuevas víctimas.

Oferta de Amazon Prime

En las últimas horas hemos visto como se han empezado a propagar unos correos que, en lugar de usar directamente el nombre de Amazon, utilizan el de uno de sus servicios, concretamente Prime Video. Este servicio proporciona la posibilidad de ver cientos de series y películas bajo demanda y viene incluido, junto con otros servicios adicionales, en la suscripción anual Amazon Prime.

Sin embargo, los responsables de esta campaña están enviando correos con una oferta de suscripción únicamente a Amazon Prime Video por la módica cantidad de 2€ al año, un precio muy tentador para la mayoría de usuarios. Sin embargo, tal y como vamos a comprobar, se trata de un nuevo engaño que solamente busca obtener los datos de la tarjeta de crédito de aquellos usuarios que muerdan el anzuelo.

Si revisamos el correo vemos como hay varios puntos que deberían alertarnos de que estamos ante un engaño. Para empezar, por mucho que en el remitente aparezca mencionado Amazon Prime, vemos como la dirección de correo no tiene nada que ver con esta empresa. Además, la redacción del mensaje contiene varios errores que denotan que no ha sido preparado por un departamento encargado de este tipo de promociones. La fecha de finalización de la oferta también es un indicativo, ya que menciona el pasado 9 de agosto y el correo se ha recibido el día 26 de agosto.

Por si fuera poco, el enlace al que se nos redirecciona tras pulsar sobre el botón “Continuar” que aparece en el correo tampoco pertenece a Amazon, y termina dirigiéndonos a una web en la que aparece una de las conocidas encuestas tan de moda últimamente en este tipo de campañas.

Tras contestar a unas pocas preguntas relacionadas con la experiencia de compra en Amazon, se nos muestra un nuevo mensaje en el que nos indican que, como agradecimiento, se han desbloqueado una serie de premios que incluyen la suscripción anual a Amazon Prime Video por la módica cantidad de 2€.

Datos confidenciales

Es entonces cuando somos redirigidos a otra web donde, supuestamente, debemos darnos de alta en el servicio. Esta web está bastante bien diseñada y podría pasar por legítima para muchos usuarios si no fuera porque el dominio usado no tiene relación alguna con Amazon.

Eso sí, los responsables de esta campaña se han preocupado de obtener un certificado válido que muestre el candado verde en la página y le otorgue apariencia de ser legítima, aunque este certificado solo garantice que la conexión entre nuestro dispositivo y esa web sea segura, no que la página sea segura o legítima.

En esta web se nos solicitan nuestros datos personales, incluyendo el nombre, apellidos, dirección postal, teléfono y email. Estos datos son bastante típicos de pedir a la hora de hacer un registro en un servicio de estas características, y lamentablemente no pocos usuarios los proporcionarán alegremente.

Sin embargo, el siguiente paso es más delicado, ya que se nos solicitan los datos de una tarjeta de crédito válida para, supuestamente, hacer el cargo de 2€ en concepto de la cuota anual de Prime Video.

Obviamente, si alguien rellena estos campos con los datos de su tarjeta de crédito puede ir despidiéndose de esta suscripción y de algo más de dinero, ya que los responsables de esta campaña pueden usarla para suscribirle a otro tipo de servicios no deseados.

De hecho, en la misma web donde se solicitan estos datos se menciona otro servicio que nada tiene que ver con los que ofrece actualmente Amazon. Se trata de un servicio de citas que responde al nombre de Date Stars, y no nos extrañaría nada que los datos de las tarjetas obtenidas con esta campaña terminasen siendo usados en servicios similares.

Conclusión

Acabamos de comprobar que este tipo de campañas que utilizan un gancho potente para atraer a posibles víctimas y conseguir sus tarjetas de crédito siguen estando a la orden del día. Esto no sucedería si los usuarios acudieran a las webs oficiales de las empresas suplantadas para comprobar de primera mano si las ofertas mencionadas existen realmente. Lamentablemente, no son pocos los que caen en este tipo de trampas, y en nuestra mano está que los responsables de este tipo de campañas sigan lucrándose a nuestra costa si no prestamos más atención a los puntos clave que hemos mencionado en este artículo.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..