No alimentes al troll: consejos para evitar problemas online

Los “trolls de Internet” suelen ser individuos que buscan causar polémica en redes sociales o foros mediante la publicación deliberada de comentarios incendiarios o controvertidos. Desde la popularización de las redes sociales su actividad aumentó considerablemente y ahora los podemos encontrar en prácticamente cualquier plataforma, por lo que debemos estar prevenidos y saber cómo actuar cuando nos encontremos ante uno de ellos.

Cómo detectar un troll

A pesar de que la mayoría de usuarios saben que no es recomendable enfrentarse a un troll de Internet, ya que es fácil dejarse arrastrar por la conversación y terminar en una espiral que no conduce a ninguna parte, a veces no es tan sencillo como nos gustaría identificarlos.

En Internet es fácil enzarzarse en conversaciones debatiendo acerca de un tema en concreto, no hay nada malo en ello y es positivo conocer diferentes puntos de vista.  Sin embargo, los trolls no quieren mostrarte su punto de vista, sino generar polémica mediante comentarios o mediante el acoso online a todo tipo de usuarios, especialmente a los más vulnerables. El problema es que actualmente estos trolls se pueden encontrar en casi cualquier lugar, incluyendo redes sociales, chats de juegos online, la sección de comentarios de una web de noticias y en todo tipo de foros, entre otros.

Durante la pandemia provocada por la COVID-19 hemos visto numerosos casos de trolls de Internet que aprovecharon la situación para publicar comentarios antivacunas, compartir supuestos remedios caseros contra la enfermedad o incluso poner en duda la competencia de expertos médicos en base a información de dudosa procedencia y fiabilidad.

Sin embargo, las peores consecuencias que pueden tener las acciones de un troll se producen en aquellos casos de ciberacoso donde las víctimas llegan a hacerse daño a sí mismas para terminar con este acoso online. Estos casos han venido aumentando durante los últimos años debido al supuesto anonimato que confieren las publicaciones por Internet, con muchos usuarios diciendo o publicando comentarios que no se atreverían a decir en la vida real al no observar directamente las consecuencias de sus acciones.

Qué hacer si nos encontramos con un troll

La frase “no alimentes al troll” es la máxima que debemos seguir si alguna vez nos encontramos con algún usuario de este tipo. Estos usuarios buscan llamar la atención y cualquier comentario que publiquemos intentando rebatir su postura será como gasolina que alimente su incendiaria participación.

Es posible que algunos usuarios se vean tentados a entablar una conversación con el troll, pensando que pueden dirigir la discusión hacia un debate más productivo. No obstante, pronto comprobarán como los trolls no buscan ningún tipo de debate y que hacen oídos sordos a cualquier argumentación. Ellos solo buscan provocar una reacción de enfado lo más grande posible, y por ese motivo cualquiera que discuta con un troll será un objetivo potencial de ellos.

Dicho esto, hay algunas medidas que podemos adoptar para defendernos de estos trolls de Internet. Existen herramientas diseñadas por las propias redes sociales para informar acerca de estos usuarios tóxicos cuando se encuentran molestando a otros usuarios, publicando información personal, violando las reglas de comportamiento de una comunidad online o alimentando el discurso del odio. Por eso, cuando nos encontramos ante un usuario así, lo mejor es no contestar a sus provocaciones y reportarlo directamente a los moderadores de esa red social o foro.

En el caso de que el troll se dedique a acosar a un usuario de forma directa, algo que, según el país, podría estar penado, es posible recurrir a las autoridades para denunciar este tipo de comportamiento. Sin embargo, es importante recopilar toda la información posible antes de acudir a presentar una denuncia y tener en cuenta que el troll/acosador podría encontrarse en un país diferente al de la víctima.

Conclusión

A pesar de que nos podemos encontrar con muchos tipos de troll y la mayoría de ellos resultan inofensivos si aprendemos a ignorarlos, no debemos olvidar que algunos de ellos pueden suponer un serio problema si caemos en su trampa. Por ese motivo es importante utilizar las herramientas para denunciar este tipo de comportamiento y no dejar impunes sus acciones, evitando así que puedan llegar a causar daño a otros usuarios.

Josep Albors

Post basado en un artículo publicado en WeLiveSecurity

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..