Intentar saltarse el control parental puede convertirse en una mala idea

Una de las soluciones más utilizadas por los padres a la hora de proteger la navegación de los menores son las aplicaciones de control parental. Este tipo de software protege en gran medida la navegación de los niños. Estas aplicaciones o filtros suelen ser utilizados en colegios para prohibir el acceso de los menores a determinadas páginas como Facebook, MySpace, Tuenti, etc.

Y como suele pasar, si a algo se nos prohíbe el acceso, hacemos lo posible por intentar descubrir algún método que nos permita poder entrar a esas páginas bloqueadas. Lo normal antes era introducir la consulta en Google. Ahora esto ha cambiado y lo preguntamos en Twitter, en Tuenti o lo buscamos en Facebook, pudiéndonos topar con páginas indeseables.

De ello ha informado el blog de Sunbelt, muchas de esas búsquedas pueden proporcionar falsos enlaces donde podemos descargarnos malware, o en las que nos podemos encontrar con todo tipo de publicidad adaptada a menores, como juegos, películas famosas, chats, horóscopo, etc.

Indagando un poco más en el asunto y haciendo otra serie de búsquedas en Facebook, hemos detectado varios grupos que realizan acciones parecidas:

Dentro de cada grupo, distintos usuarios publican enlaces que proporcionan este tipo de servicios. Por lo tanto podemos ser víctimas de un engaño al pulsar en un enlace que no es lo que dice ser.

Aparte de eso, aparecen determinadas páginas que realizan funciones de proxy para ocultar la navegación.

Muchas de estas páginas no son nada fiables, pueden redirigirnos a páginas que utilicen técnicas de phishing o de scam, e incluso la publicidad mostrada puede bloquearnos la navegación, por lo que puede ser normal hacer clic en una ventana emergente de publicidad sin desearlo. La publicidad mostrada suele estar dirigida a menores tal y como podemos observar a continuación:

Al pulsar en estas aplicaciones de juegos, se abre una nueva ventana en la que se descarga una aplicación llamada MyWebSearch.

También nos podemos encontrar que al hacer clic en estos enlaces, nos pida un número de teléfono móvil para poder acceder a la supuesta promoción, o también puede que nos haga una pregunta muy fácil y al contestarla correctamente nos pida también un número de teléfono móvil:

Si introducimos nuestro número de móvil, puede que al final de mes, la factura se haya incrementado considerablemente y los mensajes cortos de publicidad nos saturen el móvil.

Otra de las posibles páginas que nos podemos encontrar al hacer clic en un enlace de la lista de proxys proporcionadas por estas webs son las siguientes:

Este tipo de páginas son comúnmente utilizadas. Nunca llegamos a poder acceder a la página ya que dicha ventana no desaparece aunque sigamos los pasos indicados, pero la página consigue ingresos por ello.

Hemos estado viendo los peligros que pueden contener este tipo de enlaces, específicamente dirigidos a menores. Pero también existen ganchos para adultos, como páginas de contactos o test de conducción:

Desde el departamento técnico de ESET en Ontinet.com, queremos advertir de estos peligros tanto a los padres como al resto de los usuarios que utilicen este tipo de servidores proxy. El uso de un servidor proxy para saltarse aplicaciones de control parental o filtros de navegación que podamos tener en el lugar de trabajo puede no ser seguro. Cuando los utilizamos, todos los datos que se envían cuando navegamos por redes sociales, chats, etc., es filtrada primero por el proxy, existiendo la posibilidad de que este registre todos esos datos para un uso malicioso. Además de las consecuencias que pueda acarrear el que se detecte que estamos utilizando este tipo de servicios en lugares en los que no está permitido.

David Sánchez

Sin comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *