Los delincuentes suplantan la identidad de varios ministerios en una web que promete ayudas económicas pero que, en realidad, descarga un troyano bancario en dispositivos Android.