Si en el primer informe cuatrimestral del año decíamos que los primeros cuatro meses de 2012 habían estado plagados de incidentes de seguridad, para elaborar el Barómetro del