Detienen a varios delincuentes que actuaban como afiliados de grupos de ransomware como responsables de ataques a alrededor de 50 empresas en Europa y EE.UU.