La estrategia de prevención de pérdida de datos (DLP) es considerada como una de las formas más efectivas para evitar posibles brechas de datos.