Encontrar el programa de formación adecuado es importante para convertir a los empleados en la primera línea de defensa contra los ataques de phishing.