Una nueva campaña suplanta a la conocida empresa de mensajería en un correo donde se adjuntan archivos maliciosos haciéndose pasar por facturas.