Analizamos un correo reciente que, suplantando la identidad del Banco Santander, adjunta un malware destinado al robo de credenciales de todo tipo.