Con un asunto de reciente actualidad, los delincuentes intentan hacernos creer que cuentan con material privado para extorsionar a sus víctimas.