El 90 % de las contraseñas se pueden descifrar en menos de seis horas. La ciberseguridad debe ser una prioridad para todas las empresas, independientemente de su tamaño.