El nombre de la empresa estatal Correos está siendo utilizada desde hace semanas por los delincuentes para propagar amenazas y malware con un éxito considerable.