En las últimas semanas han aparecido numerosas vulnerabilidades que ponen en riesgo los sistemas macOS si no se actualizan debidamente a las últimas versiones disponibles.