El ciberactivismo de Anonymous planea de nuevo sobre España

El grupo de ciberactivistas más famoso del momento vuelve a la carga tras unos días de intensa actividad en los que la hipotética (y en un principio, evidente) guerra civil entre Lulzsec y Anonymous, ha terminado en una unión de estos dos grupos para realizar operaciones conjuntas.

Fruto de esta colaboración, ambos grupos decidieron iniciar la operación Antisec, por la que planean seguir atacando empresas y organizaciones gubernamentales, ya sea para robarles información confidencial o simplemente para impedir el acceso a sus sitios web mediante ataques de denegación de servicio. En el comunicado oficial también se menciona a Wikileaks como posible ventana para publicar los datos robados, aunque la participación de esta organización no ha sido confirmada.

Una de las acciones previstas para dentro de poco, y que más está dando que hablar, es el ataque que se está planeando para el próximo 26 de junio y por el que se pretende dejar inaccesibles los sitios de Telefónica y Movistar. Según el comunicado oficial, todo el ataque se está preparando, como en otras ocasiones, usando un canal de chat, siendo la política de la empresa de telecomunicaciones y los despidos masivos dos de los principales motivos para realizar este ataque.

No obstante, parece que la notoriedad ganada con anteriores ataques ha hecho que muchas policías de varios países se pongan manos a la obra para tratar de detener a los responsables de estos ataques. Hace un par de semanas, el Cuerpo Nacional de Policía anunciaba que había conseguido desarticular a la presunta cúpula de Anonymous en España. Por su parte, la unidad de cibercrimen de Scotland Yard anunció hace un par de días haber detenido a un joven de 19 años sospechoso de ser uno de los cabecillas de LulzSec.

Pero los cuerpos de policía y seguridad del Estado no son la única preocupación de estos ciberactivistas. Otros grupos como Web Ninjas están decididos a desenmascarar a los integrantes que se esconden tras Anonymous y Lulzsec.

Así las cosas, parece que tendremos noticias de estos grupos durante bastante tiempo. La duda ahora es saber donde está el límite de las capacidades de los ciberactivistas. Desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com pensamos que, como mínimo, esta serie de ataques debe servir para replantear las políticas de seguridad de muchas empresas, grandes o pequeñas, porque hoy pueden ser grupos de usuarios molestos pero mañana puede que sean espías o ciberterroristas.

Josep Albors

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Atención: nuestra página utiliza cookies Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestra política de uso.

Aceptar y ocultar este mensaje