Encuentra a tu media naranja…, o no

En la entrada de ayer en este blog nos hacíamos eco de la propagación de una nueva variante del malware Zbot usando un enlace incluido en un correo electrónico. Parece que esta técnica les ha ido bien, puesto que estamos viendo variantes de ese mismo correo que no descargan ningún código malicioso, sino que nos redirigen a una web. Como vemos, el texto del mensaje es prácticamente idéntico al del caso que analizábamos ayer.

No obstante, hay una diferencia importante, y es que el enlace incluido ya no pertenece a un dominio legítimo comprometido. Esta vez, los creadores de esta campaña de spam han usado acortadores de direcciones web para evitar que las posibles víctimas puedan identificar el dominio a primera vista. Algunos de los enlaces usados ya han sido reportados a las empresas que ofrecen estos servicios y se han bloqueado para evitar que más usuarios caigan en la trampa.

En esta ocasión, el cebo tiene la forma de una agencia matrimonial para encontrar pareja entre mujeres de Rusia, Ucrania y Bielorrusia, algo que no es nuevo, pero que suele tener bastante éxito.

Como vemos, la web tiene un diseño más o menos profesional y es bastante factible que un usuario sea engañado y pulse sobre cualquiera de los perfiles de las chicas que allí se muestran y que, supuestamente, se encuentran buscando pareja. Si pulsamos sobre un perfil cualquiera, nos saldrá un perfil detallado como el que vemos a continuación.

En este perfil podremos observar información de todo tipo de la chica elegida. Con tantos perfiles a nuestra disposición, es fácil que todos los que estén interesados en encontrar pareja vean uno o varios perfiles que les llamen la atención.

Pero, ¿cómo hacemos para ponernos en contacto con estas señoritas? Pues tan simple como crear nuestro propio perfil y solicitar los servicios que esta agencia nos proporciona, servicios que van desde escribir un correo electrónico a videochat en directo. Pero, a semejanza de otros servicios de mucho más renombre como Meetic, establecer esta comunicación cuesta créditos, créditos que podemos obtener a cambio de dinero real tal y como vemos en la siguiente tabla.

En este punto es donde se encuentra la estafa y es que, cuando el incauto usuario proceda a comprar créditos con los que podrá ponerse en contacto con la que puede ser su media naranja, se le pedirá los datos de su tarjeta de crédito.

Si el usuario ha picado de lleno y ha introducido los datos de su tarjeta, estos pasarán a formar parte de una base de datos que los ciberdelincuentes usarán para sustraer más dinero o venderlos a las mafias que trafican con este tipo de información.

Como hemos visto, los ciberdelincuentes saben adaptarse constantemente, y tan pronto están propagando malware como estafando a los usuarios con estas falsas agencias matrimoniales. Desde el laboratorio de ESET en Ontinet.com aconsejamos desconfiar de este tipo de web, más si cabe cuando no hemos solicitado este tipo de servicio.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..