¿Buscas privacidad? Entonces Google Allo no es para ti

google_allo

La publicación de la aplicación Allo por parte de Google la semana pasada añade una nueva opción al mundo de la mensajería instantánea. Si bien es cierto que en España este sector está completamente dominado por WhatsApp, nunca está de más analizar a un nuevo competidor, especialmente si viene de la mano de Google.

Las características de Google Allo

Sin duda alguna, la principal característica con la que Google piensa plantarle cara a la competencia es el uso de la Inteligencia Artificial, mejorando los resultados ofrecidos por el bot que incorpora conforme conozca más datos sobre el usuario.

De momento, esta característica no es más que la inclusión de Google Now en esta nueva aplicación de chat, aunque también permite comunicarnos con el bot mediante mensajes de texto enviados desde la propia aplicación.

Sin embargo, para conseguir que Google nos ofrezca los mejores resultados y sugerencias se necesita recopilar una gran cantidad de datos personales como, por ejemplo, los sitios por los que suele moverse, sus preferencias a la hora de elegir restaurante, sus hábitos de ocio, horarios, etc., algo que muchos podríamos llegar a considerar bastante invasivo en nuestra privacidad.

La privacidad, en entredicho

El caso es que cuando Google presentó por primera vez esta aplicación durante su conferencia de desarrolladores en mayo, indicó que los datos almacenados lo serían solo durante un breve espacio de tiempo. Sin embargo, tras el lanzamiento de Allo, la propia Google ha indicado que almacenará de forma indefinida los datos que se envíen por chats que no tengan activada la opción de “incógnito” y que estos no serán eliminados a menos que lo haga el usuario.

Esto sitúa a Allo en una posición de desventaja con respecto a otras aplicaciones más cuidadosas con la privacidad de sus usuarios como Telegram, Signal o la propia WhatsApp. Y es que desde las revelaciones del exagente de la NSA Edward Snowden, parece que la privacidad ha empezado a ser una característica valorada por un sector de los usuarios.

De hecho, el propio Snowden desaconseja su uso por la intensa recolección de datos que Allo realiza en aquellos dispositivos en los que se instala. Aunque por una parte es comprensible, debido a que sin esta alimentación de datos personales la IA de Allo no puede proporcionar resultados adecuados, siempre queda la duda de si estos datos también estarán accesibles para terceros como empresas de publicidad.

Privacidad vs. usabilidad

A pesar de que Allo no destaque especialmente por la privacidad incorporada por defecto, es posible que muchos usuarios estén dispuestos a compartir sus información personal, hábitos y aficiones con Google (y empresas de terceros asociados) a cambio de contar con un asistente personal que le ayude a encontrar lo que necesita en poco tiempo.

Al fin y al cabo, Allo no hace nada que no esté haciendo Google desde hace años en su buscador o en su navegador, por lo que aquellos usuarios que estén acostumbrados a los servicios de la empresa es más que probable que no tengan inconveniente alguno en seguir compartiendo información con Google.

Hay que recordar, por si aún queda alguien que no lo sepa, que cuando hablamos de aplicaciones y servicios de Internet, si no pagamos por el producto significa que, de una manera u otra, nosotros somos el producto. El valor de la información que generamos todos los usuarios que nos conectamos a Internet aumenta cada día, y hay empresas dispuestas a pagar grandes cantidades de dinero por obtener esa información y poder catalogar a sus clientes potenciales.

Conclusión

Si bien Google no ha cumplido con todas las promesas con Allo en lo que respecta a la privacidad, es de inocentes pensar que una empresa que vive precisamente de obtener datos de sus usuarios y usarlos para negociar, no iba a hacer lo mismo con una aplicación desarrollada pensada para que los usuarios compartan información entre ellos.

Por suerte, existen muchas otras alternativas entre las que elegir para evitar que la información que compartimos sea visualizada y almacenada. Por lo tanto, si nos preocupa la privacidad tan solo debemos elegir una de estas aplicaciones y utilizarla en lugar de Allo. Fácil y sencillo.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Atención: nuestra página utiliza cookies Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestra política de uso.

Aceptar y ocultar este mensaje