Los desafíos del teletrabajo y la ciberseguridad

En los últimos días muchos trabajadores se han visto obligados a empezar a teletrabajar desde casa por la crisis y las restricciones de movilidad provocadas por el coronavirus SARS-CoV-2. Esto supone un cambio importante para muchas personas y no siempre es fácil concentrarse y trabajar tal y como lo haríamos desde la oficina. Por ese motivo, ofrecemos una serie de consejos que pueden ser útiles tanto para acostumbrarse lo antes posible al trabajo en remoto como para adoptar unas medidas de seguridad adecuadas.

La importancia de crear un entorno de trabajo adecuado

Según la experiencia de compañeros que llevan años trabajando en remoto, crear un entorno de trabajo ideal es fundamental para aquellos que sean primerizos con el teletrabajo. Entendemos que esto puede ser difícil para aquellos que además tengan que cuidar a sus hijos ahora que también están recluidos en casa, pero estos consejos pueden ayudar a tenerlo todo mejor organizado:

  • Vístete y arréglate como si fueras a trabajar normalmente para que tu mente asimile que vas a empezar tu jornada laboral. El pijama solo debes usarlo cuando vayas a dormir.
  • Crea tu entorno de trabajo en un espacio dedicado para ese fin. Esto te ayudará a desconectar cuando termine tu jornada laboral e indicará a otros habitantes de tu casa que es tu zona de trabajo y que, como tal, se debe respetar. Es importante que las personas con las que convives comprendan que mientras estás trabajando, no estás en casa, sino en tu despacho.
  • Siempre que sea posible, mantén el mismo horario de trabajo que tenías cuando ibas a la oficina. En el caso de tener niños esto puede ser difícil de ajustar, pero siempre se recomienda marcarse un número determinado de horas laborales y no excederse.
  • Tómate tu tiempo para desconectar. Es recomendable realizar alguna pausa cada cierto tiempo, estirar las piernas y, una vez finalizada la jornada laboral, dedicar tu tiempo a otros menesteres no relacionados con el trabajo. Es decir, volver a estar en casa.
  • Coordínate con los compañeros de trabajo. Es importante utilizar las aplicaciones de mensajería y reuniones virtuales de las que disponemos actualmente para permanecer en contacto con nuestros compañeros y, siempre que sea posible, acordar usar una aplicación en concreto.
  • Evita las distracciones que pueden surgir al estar en tu casa. A algunos teletrabajadores les cuesta concentrarse y se distraen fácilmente si se encuentran trabajando desde su domicilio. En lugar de iniciar un montón de tareas pequeñas, centrémonos en el objetivo que queremos cumplir a lo largo de nuestra jornada laborar y evitemos consultar información que no esté relacionada con este objetivo (redes sociales, periódicos online, etc.)

Recomendaciones de seguridad

Una vez tenemos nuestro entorno de trabajo y rutina establecidos, es hora de centrarnos en un aspecto fundamental como es el de la ciberseguridad. Los delincuentes están al tanto de la situación creada por esta pandemia y saben también que muchas empresas están aplicando medidas de teletrabajo a marchas forzadas y sin tomar las medidas de seguridad adecuadas. Es por ello que debemos tomar ciertas precauciones para evitar que un ciberataque nos impida realizar nuestro trabajo de forma remota.

  • Usa un dispositivo propio solo para trabajar. Ya sea un portátil proporcionado por la empresa o un equipo propio configurado de forma segura, en estos momentos debemos evitar que otros miembros de nuestra familia usen este dispositivo para otros menesteres que pudieran comprometer su seguridad.
  • Protege el acceso a tu dispositivo y cierra sesión cuando no lo estés usando. Puede parecer una tontería cuando se trabaja desde casa, pero no sería la primera vez que el hijo de algún empleado manda un correo inapropiado a los compañeros de trabajo.
  • Siempre que se acceda a la red interna de la empresa desde un equipo remoto es importante utilizar una conexión VPN y así evitar ataques Man-in-the-Middle. Este acceso también puede (y debe) complementarse siempre que sea posible con medidas de autenticación de doble factor.
  • Asegúrate de contar con una solución de seguridad actualizada tal y como lo harías en un equipo administrado por la empresa. Las empresas pueden proporcionar soluciones corporativas a sus empleados y, en caso de no saber cómo hacerlo, deben acudir a su proveedor de seguridad habitual.
  • Mucho cuidado con el uso de dispositivos externos de almacenamiento. Ya sea porque algunos de ellos pueden contener malware que infecten al equipo o por si se emplean para guardar información confidencial, su uso debe estar limitado a lo estrictamente necesario.
  • El cifrado de la información confidencial debe ser un aspecto importante tanto si se trabaja desde una oficina como si se trabaja desde casa. En la situación actual, una filtración de datos desde un ordenador particular usado para teletrabajar puede suponer un serio problema para la empresa.

Conclusión

Es muy probable que se requiera de un periodo de adaptación para que todos los empleados puedan adaptar su dinámica de trabajo a la nueva realidad. Por ese motivo es necesario que, al menos en los primeros compases, se les ofrezca algo de asistencia y orientación. Para ayudar a ese fin, desde ESET hemos preparado una guía de teletrabajo para empresas que se puede descargar gratuitamente.

Esperamos que la información proporcionada haya sido de utilidad y que de esta crisis que estamos viviendo podamos obtener valiosas lecciones de cara al futuro.

Josep Albors

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de las cookies en este sitio

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información estadística. Para poder seguir navegando pulsa en "Sí, estoy de acuerdo". Podrás retirar este consentimiento en cualquier momento a través de las funciones de tu navegador. Ver nuestra política de cookies..