El troyano Dridex vuelve a la carga en busca de nuevas víctimas a las que robar sus credenciales bancarias.