Los delincuentes tratan de conseguir nuevas víctimas aprovechando la finalización de la fusión bancaria realizada recientemente.