Crítica literaria: “Hackers del espacio”

Hace poco comentaba yo por aquí un par de aventuras de basureo informático, con un viejo IBM portable y un servidor desastrosamente configurado. Pero me he enterado, gracias al amigo Arturo Quirantes, de un basureo informático que llega a límites insospechados.

Se trata de una nave espacial. Sí, así como se lee, una nave espacial. Concretamente, el ISEE-3. Esa nave fue lanzada al espacio en 1978, y tras completar las misiones para las que estaba programada, fue desconectada y dejada a su suerte. Pero el ISEE-3 parece que estaba hecha con ganas, y no solo pudo completar las misiones, sino que se atrevió con alguna más no programada, y aun así le sobraba combustible.

La nave volvería a la tierra este año 2014, y su reentrada supondría su destrucción, o que pasara de largo, o lo que fuera… A la NASA no le importaba, si los trasbordadores siguieran en activo igual la hubieran podido recuperar, pero ya ni por esas.

isee

Sin embargo, un grupo de hackers ha dado un paso más: descubrieron que la nave no estaba apagada del todo. Seguía emitiendo una tenue señal, muy débil, pero suficiente para que fuera detectada por un grupo de locos que querían manejarla.

Y así ha sido. Arturo Quirantes cuenta todo el proceso en un libro llamado “Hackers del espacio”, de lectura muy fácil y rápida incluso para los no entendidos ni en temas espaciales ni informáticos. Es una narración genial sobre hackers. Pero hackers, de los de verdad. De los que no roban desnudos o se inmiscuyen en cuentas ajenas para hacer daño, eso son delincuentes, no hackers.

¿Qué más puede pedir un hacker? ¿Una nave espacial para controlar y un centro de control a su disposición? Bueno, el centro de control es un antiguo McDonald’s, pero tiene la instrumentación necesaria, cuidadosamente abandonada y luego cedida por la NASA. Basureo 100%, pero para controlar un aparato a miles de kilómetros de distancia… eso sí es un hacker. De los que merecen la pena… ¿o no?

Fernando de la Cuadra

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Atención: nuestra página utiliza cookies Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestra política de uso.

Aceptar y ocultar este mensaje